Cuando se proyecta tener una piscina en casa no siempre se tiene clara la idea del diseño ni el espacio que necesitará para hacerla lucir espectacular, es por eso que en este artículo de Acuatecnia encontrarás consejos prácticos para saber qué medida y profundidad son las más adecuadas para instalar una piscina en tu hogar.

Por lo general, las piscinas residenciales se instalan en los jardines interiores de la casa, esto para ofrecer mayor privacidad a los usuarios, aunque a decir verdad, en gustos se rompen géneros y hay quienes prefieren instalar su alberca en el ingreso principal o en una lateral para darle un toque distintivo a la arquitectura de su propiedad.
Así pues, para tener una idea más clara del espacio que ocupará la construcción, puede hacer una planeación muy sencilla.

Utilice como marcador hilo grueso y pisapapeles, así podrá apreciar con claridad la superficie que ocupará la piscina y podrá proyectar con mayor facilidad dónde poner las áreas de descanso, los ingresos, andadores y áreas verdes.
De igual manera, puede tomar en cuenta que una piscina de 6 metros por  3 es ideal para dar servicio a una familia de 4 integrantes, por lo que puede realizar la medición exacta o aumentar los metros correspondientes por lado según el número de personas que la usarán. Generalmente, para uso residencial las medidas de albercas van de 8×5 metros, 10×6 metros y 12×8 metros, dependiendo del espacio disponible.

Por otra parte, la profundidad máxima recomendada para una piscina en el hogar es de 1.50 metros; además, no se recomiendan los desniveles abruptos ni materiales reflejantes en piso o paredes para dar mayor seguridad a un espacio que servirá para recreación y esparcimiento de toda la familia.